Estaño

Es el mejor opacificante y basta con un 4% para obtener una buena opacidad de color blanco (pero podemos llegar hasta el 15%). Por sí mismo produce color blanco y además modifica hacia tonos pastel a los óxidos colorantes. Respeta la cualidad de brillo/mate de un esmalte. Es decir, si el esmalte es brillante, lo seguirá siendo tras añadir estaño.

La opacidad blanca se debe a las partículas de óxido muy pequeñas que se mantienen en suspensión en el vidriado con muy poca solubilidad en la matriz vítrea. Se utiliza con esta finalidad desde hace más de 600 años. 

Hay dos variedades: 

  • SnO2 óxido de estaño blanco, que es la que suele utilizarse en cerámica
  • SnO óxido de estaño negro. 

Ambos son estables a temperatura ambiente y prácticamente inertes hasta 1150ºC. A partir de 1150º el óxido negro actúa como fundente y se disuelve en el vidriado dando un color sucio. El blanco actúa como óxido ácido y se disuelve lentamente a partir de 1150º, perdiendo paulatinamente su capacidad opacificante. En general, cuanto más alta es la temperatura más se pierde la opacidad del estaño.

La opacidad funciona solo en atmósfera de oxidación. ya que en reducción el SnO2 se convierte en SnO o incluso en Sn2+  (produciendo así un lustre de estaño iridiscente).  Para conseguir lustre de estaño es necesario realizar una reducción muy intensa y breve (por ejemplo utilizando la técnica de Rakú) ya que una reducción lenta produce tan solo un blanco turbio. 

La cantidad de óxido de estaño suele estar entre un 5 y un 10% añadido al esmalte base. Los esmaltes alcalinos disuelven más al estaño, por lo que necesitarán una cantidad más próxima al 10%. Algunos esmaltes pueden llegar a necesitar un 15% de estaño. 

Cuando añadimos más de un 8% hay un aumento de viscosidad y pueden producirse defectos en el vidriado debido al burbujeo  superficial, además de poder producirse desconchado o recogimiento del esmalte y puntos de alfiler.

Además del color blanco, se pueden conseguir rosas con óxido de cromo. Hay que tener cuidado con la interacción de cromo y estaño. Si en el horno hay algún esmalte de cromo en alguna pieza, los gases pueden contaminar el blanco de estaño de otras piezas, quedando todo rosado.

Las materias primas de las que se obtiene el óxido de Estaño son la Calcina y el Óxido de Estaño.

Óxido de Estaño

SnO2 se extrae del mineral llamado casiterita. Es un polvo blanco ligero de peso que cristaliza con la estructura octaédrica del rutilo. 

Calcina de estaño

Mezcla de plomo y estaño que se utilizaba para preparar una base de vidriado blanco de estaño. La mezcla se calcinaba para oxidar los materiales. Ya no se utiliza por la toxicidad del plomo.

2 comentarios sobre “Estaño

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: