Cobalto

Hay unos cuantos compuestos de cobalto que se utilizan para obtener azules desde hace más de dos mil años. Es un potente fundente cuando se disuelve, especialmente en esmaltes de boro y alcalinos. El monóxido de cobalto (CoO) es un fundente tan activo como el sodio o el potasio. Esto implica que los colores se difuminan, provocando bordes poco definidos.

La forma comercial más común es el óxido de cobalto negro, Co3O4, que es estable a temperatura ambiente y se transforma en CoO a unos 800ºC, liberando oxígeno. La variedad CoO es la única estable a alta temperatura y la que da origen al azul. 

Otra forma común de obtener óxido de cobalto es utilizar carbonato de cobalto, CoCO3,  de color malva y con una efectividad como colorante del 63% respecto al óxido puro.

Es el más potente entre los colorantes cerámicos, con menos del 1% se obtiene un azul muy intenso que no cambia por la atmósfera del horno ni se volatiliza por debajo de 1400ºC. Se añade a los esmaltes entre el 0,1% y el 2% ya que es muy “tintante” y con muy poca cantidad se obtiene color.

El cobalto (a veces mezclado con manganeso) se utiliza para contrarrestar el ligero color crema que se da en algunas arcillas blancas por las trazas de hierro.  Pueden conseguirse interesantes variaciones de color por combinaciones con otros óxidos. 

En oxidación se obtienen azules más oscuros que en reducción pero se conserva el azul como color.

El color azul puede suavizarse añadiendo hierro, titanio o níquel.

En esmaltes ricos en Magnesio (con más de 0,2 moles de MgO por mol de fundente), el color del cobalto se transforma en violeta o lila. Con algo menos de magnesio se obtiene color lavanda, y con más magnesio junto a un opacificante se obtienen violetas fuertes (color uva). Estos esmaltes de magnesio y cobalto pueden llegar a producir rosas-rojos en presencia de boro y sílice.

Se obtienen azules verdosos y verdes de cobalto en esmaltes saturados de fundentes y con buena cantidad de alúmina y titanio. Especialmente, el bario como fundente produce azules verdosos. El grosor de la capa de esmalte influye en el color y obtendremos azules en capa gruesa y verdosos en capa fina (porque la alúmina en capa fina proviene del soporte). 

Cobre y cobalto producen azules verdosos y verdes azulados en esmaltes con poco sílice.

Cobalto junto a cromo y manganeso producen negros. Cobalto junto a hierro y manganeso dan negros o azules violáceos.

Con el rutilo se producen moteados. Con magnesio se pueden producir azules moteados de rosas, violetas lilas en cocción por encima del cono 9.

Las materias primas para obtener Cobalto como colorante son el óxido de Cobalto y el carbonato de cobalto.

Óxido de Cobalto negro

La forma comercial más común es el óxido de cobalto negro Co3O4.

Carbonato de Cobalto

el carbonato de cobalto, CoCO3, de color malva y con una efectividad como colorante del 63% respecto al óxido puro.

2 comentarios sobre “Cobalto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: