Pastas para gres

Son pastas que usan como base arcillas refractarias o semi-refractarias pero con un alto contenido en fundentes para llegar casi a su vitrificación.

Las arcillas utilizadas como base de estas pastas son una mezcla de hasta un 70% de arcillas de bola de carácter refractario (caolines secundarios) y arcillas gresificantes (que son arcillas illíticas y caoliníticas bastante plásticas y resistentes).

Una vez cocidas son impermeables (porosidad menor al 3%) ya que alcanzan la gresificación o vitrificación parcial. El gres sin chamota suele tener 0,5% de porosidad, pero con chamota alcanza 2,5% o 3%. Su vitrificación casi total se debe a su contenido en fundentes de potasio, sodio y hierro (la cal y la magnesia están presentes de forma residual hasta un 2%).

Son pastas semi-refractarias, y en algunas se añaden compuestos refractarios y se someten a tratamientos térmicos para conseguir que sean más refractarias y resistentes al choque térmico. Son de alta temperatura ya que su temperatura de maduración está entre 1250ºC y 1.300ºC.

Son pastas plásticas. Tienen un coeficiente de contracción grande durante el secado y la cocción. El gres ordinario se emplea en alfarería, obras artísticas y para hacer revestimientos. El gres fino se usa en alfarería, vajillas, piezas artísticas, y sanitarios.

Su color varía entre el amarillento y el gris, aunque también existe el gres blanco (con componentes puros libres de impurezas).

Algunos ejemplos de la composición de estas pastas de gres son: 40% feldespato K + 30% arcilla refractaria + 30% caolín,  o bien 50% arcilla refractaria + 20% ball clay + 15% feldespato K +15% sílice.

El gres empleado como gres químico o para vajilla de mesa puede ser: 45% de arcilla gresificante + 10% de feldespato + 45% de cuarzo.

Atendiendo a su composición y proceso de fabricación, podemos clasificar los distintos tipos de gres en los grupos siguientes: 

  • El gres ordinario, o gres normal, pasta densa de color ante o azulado. Resistente a ataques químicos de cualquier tipo (excepto ácido fluorhídrico y ácidos cáusticos alcalinos calientes). Con él se pueden modelar grandes piezas, debido a que se prepara con arcillas plásticas de grano fino y gran resistencia mecánica. También se utiliza en alfarería, y en revestimientos.
  • El gres fino, hecho con materias primas más cuidadosamente seleccionadas, preparadas y mezcladas; se emplea para vajillas y piezas artísticas, sanitarios y alfarería. 
  • El gres eléctrico, que lleva adiciones especiales con las que se consigue mejorar las mediocres propiedades eléctricas del gres normal. 

Un comentario en “Pastas para gres

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: