Pastas silíceas

Las pastas cerámicas, los engobes y los vidriados incluyen siempre en su preparación arcillas que son el componente plástico. Pero si estudiamos la composición del vidrio descubriremos que en su composición no se utiliza arcilla sino sílice solamente. Es decir, los vidrios son como las pastas cerámicas o los vidriados pero sin la arcilla, por lo que no llevan alúmina.

Las pastas hechas con sílice y sin arcilla no tienen plasticidad, ya que no tenemos las partículas de arcillas que se deslizan unas sobre otras, pero una vez cocidas sí son vítreas debido a la sílice. 

Las pastas silíceas, como el vidrio, solo pueden ser conformadas utilizando moldes, o por soplado.

En cerámica también se utilizan pastas silíceas o vidrios, destacando la llamada pasta egipcia, y el uso de polvo de vidrio.

Pasta egipcia

La denominada Pasta Egipcia (también llamada Faenza silícea) que fue muy utilizada en la antigüedad. Es un material cerámico de acabado exterior vítreo que utilizaron los egipcios utilizando cuarzo molido mezclado con compuestos de sosa del desierto junto a una mezcla de minerales con cobre, dando como resultado vidriados de azul brillante y turquesa. 

Al no tener nada de plasticidad, los egipcios añadían agua a la mezcla  para darle una consistencia de pasta y conformarla a mano o en moldes por apretón. Después la pasta era cubierta con un vidriado azul o verde del mismo material, es decir la sílice, la sosa y la cal (que son los componentes básicos del vidrio), añadiendo también sal.

La sal común aumenta el contenido de sodio y da dureza a las piezas en crudo. En las pastas egipcias los álcalis (vidriados) se añaden a la pasta en forma soluble. Cuando la pasta se seca, los álcalis emigran a la superficie y se depositan allí, creando de este modo las eflorescencias dando brillo y color.

Una vez seco, no se debe tocar en las zonas que se desean esmaltar. Es conveniente que el aire llegue a toda la superficie de la pieza, que normalmente requiere dos semanas para esmaltase.

Posteriormente, la pieza se horneaba a unos 900° C o se fundía y se vertía sobre moldes.

Una vez cocidas, una película de vidriado cubre la superficie. El sodio cocido a baja temperatura se funde con la arena y los colorantes en la superficie para formar un vidriado sodio-silicato coloreado. El resultado es una pasta auto esmaltada, arenosa en su interior.

En la actualidad se realizan pastas cerámicas (con arcilla) que se asemejan a estas pastas silíceas pero tienen la suficiente plasticidad como para ser torneadas. Esto se logra añadiendo bentonita a la pasta egipcia original. La pasta egipcia también se usa como engobe. La plasticidad siempre es un problema que se puede paliar añadiendo bentonita.

Vidrio pulverizado

El vidrio pulverizado, es una materia prima cuya estructura es vítrea ya que se obtiene pulverizando vidrios. Se trata de vidrio, en muchos casos coloreado ya que estos esmaltes buscan casi siempre el color tras su aplicación. El vidrio original puede haberse realizado con fundentes alcalinos, plomo, boro o una combinación de ellos, por lo que el polvo de vidrio se fusiona con bastante rapidez al subir la temperatura. 

El vidrio pulverizado se usa en pastas y en vidriados y se comporta como una frita en la que suele haber abundantes fundentes alcalinos o plomo y colorantes. 

El vidrio pulverizado suele denominarse esmalte o frita coloreada y para ser utilizado es necesario mezclarlo con adhesivos o aglutinantes para formar una suspensión que pueda aplicarse sobre el soporte.

Sobre pastas crudas en dureza de cuero o secas se aplican  mezclando con arcilla grasa o caolín en proporción 1:1 o 1:2. 

Estos productos se usan habitualmente para colorear vidriados a la sal y en su composición puede haber plomo o no. 

Los esmaltes de grano grueso son utilizados en pastas, engobes y vidriados de alta viscosidad para producir moteados de color.

Aunque esmalte y vidriado son dos sinónimos, los ceramistas suelen hablar de vidriados para designar a las cubiertas de naturaleza cerámica y que incluyen arcillas en su composición y por tanto alúmina, y la palabra esmalte se suele reservar para los vidrios coloreados, de fabricación industrial, que se adquieren en forma de polvos finos, o bien ya mezclados en suspensión acuosa. 

Los esmaltes o fritas coloreadas pueden utilizarse para colorear un vidriado transparente base, dando muy buenos resultados por la homogeneidad de los óxidos colorantes distribuidos en estos productos comerciales.

2 comentarios sobre “Pastas silíceas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: