Hornos

La función del horno es la cocción de material cerámico, de forma que la arcilla y los vidriados se transformen, siendo uno de los elementos fundamentales del proceso cerámico y  el más determinante en la obtención del producto final.

Un horno consiste en:

  • Un contenedor donde se colocan las piezas que queremos cocer
  • La fuente de calor. En los hornos de combustión (los que producen llama) habrá una cámara de combustión donde se quemará el combustible, en los eléctricos (y en los de absorción de microondas) las resistencias (o los susceptores) se ubican en las paredes del contenedor. En un horno de leña, la cámara de combustión se llama “hogar” y en cuya base hay una parrilla para que las cenizas y restos caigan al llamado “cenicero”. En un horno de gas, la cámara de combustión es un agujero por el que se introduce el quemador que se llama portilla del quemador. 
  • Un sistema de ventilación compuesto por entradas de aire y una salida de humos o chimenea que generan una corriente de aire o “tiro” en el interior del contenedor. Para favorecer el “tiro” se suele dar forma al contenedor del horno, dotándolo en muchas ocasiones de una bóveda que facilite la circulación de aire. En un horno también se pueden utilizar sistemas de ventilación forzada utilizando extractores.
  • Un sistema de control de temperatura
  • Mobiliario para la carga del horno

Dependiendo de cómo se realizan las distintas partes de las que constan, a los hornos se les suele dar un nombre que los define. Históricamente se han desarrollado algunos hornos muy característicos como los  hornos botella, hornos colmena y hornos escalonados (conocidos como Naborigama  y Anagama en Japón), o los modernos hornos de pétalos.

Los hornos escalonados (Naborigama) se construyen en un terreno que tenga pendiente, la cual actuará como chimenea natural. Dentro de los hornos escalonados nos encontramos los multi-cámara que suelen tener tiro invertido y los que se construyen con una sola cámara alargada, que suelen llevar tiro superior.

Variantes de hornos escalonados son los Anagama japoneses, construidos en cuevas.

Los hornos de botella se hicieron famosos durante la revolución industrial y solían funcionar con carbón. Su principal característica es su forma de botella ya que son de tiro superior con una pequeña chimenea, encontrándose la cámara de combustión en la parte baja de la botella. La estructura del horno hace de chimenea.

Un diseño muy similar al horno botella es el horno colmena. Los hornos colmena son más antiguos y también son circulares, cubiertos por una bóveda, pero a diferencia de los de botella, la chimenea no sobresale en la bóveda. 

Los hornos de pétalos son hornos en los que la propia escultura que queremos cocer hace la función de horno. La escultura se construye sobre un hogar en el que se realizará la combustión y ella hace de cámara de cocción. Por distintos agujeros de la escultura sale el calor por lo que se realiza una segunda cámara constituida con manta de fibra y por secciones alrededor de la escultura. Esta segunda cámara envuelve la escultura y tiene la salida de chimenea por la parte superior, como si fuese un horno de botella. La grandiosidad de los hornos de pétalos es que la estructura exterior se desarma y se deja caer una vez alcanzada la temperatura máxima, como si fueran pétalos, dejando visible la escultura al rojo vivo durante su cocción.

Partes de un horno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: