Modelado con moldes

Un molde es un recipiente o pieza hueca donde se aplica por presión una pasta en estado plástico (molde por apretón) para que adquiera la forma del molde, o se vierte una pasta líquida o colada  que al solidificarse toma la forma del recipiente. 

Los moldes son útiles para hacer múltiples copias de un modelo, pero también se utilizan para realizar una única copia, como ocurre con la técnica de molde perdido.

Los moldes pueden ser rígidos o flexibles dependiendo del material con que se construyan. Los moldes flexibles siempre necesitan un contra-molde  que hace de base o soporte. Por otro lado, los moldes pueden ser de una o varias piezas. A cada pieza de un molde también se le llama «tacel».

Los moldes utilizados «por apretón» suelen ser moldes abiertos de una pieza o como mucho de dos piezas. Para hacer una reproducción con ellos, se utiliza una plancha de arcilla del grosor deseado que se aprieta contra el molde hasta que la plancha se adapta perfectamente a su forma. Normalmente se usan estos moldes «por apretón» para la confección de platos, bandejas y azulejos (especialmente la cerámica de aristas). Estos moldes abiertos se puede hacer de muchos materiales, como arcilla cocida, cartón, arcilla seca, etc.. y, por supuesto, de escayola.

La cerámica de aristas es una técnica para la producción de azulejos que utiliza moldes abiertos sobre los que se aplican planchas «por apretón». Esta técnica supuso una evolución de la cuerda seca y con ella las “barreras”, que en cuerda seca se realizan con trazos de manganeso, se sustituyen por una arista de arcilla en relieve. El molde de la cerámica de aristas es de escayola y en la superficie de la escayola se realizan hendiduras en las líneas del dibujo, de forma que presionando el molde contra la superficie del azulejo se logran los relieves en forma de aristas.

La otra forma de trabajar con moldes es utilizando las llamadas «coladas». Los moldes utilizados con coladas pueden tener cualquier número de piezas o taceles, dependiendo del modelo que se quiere reproducir, y están construidos de forma que cada pieza del molde encaja perfectamente con las otras piezas y puede extraerse independientemente de las demás. En todos los moldes huecos hay que incorporar al menos una boca o “bebedero” por donde introduciremos y extraeremos la colada. Esa boca o bocas se modelan con arcilla y se añaden al modelo.

Para hacer una reproducción con estos moldes usaremos la arcilla diluida con defloculantes (colada). El defloculante se añade con el fin de evitar añadir mucha agua a la arcilla y acelerar el proceso de solidificación de las paredes. El tiempo para la solidificación de la colada dependerá del grosor de las paredes que se quiera obtener. El proceso de decantación de la colada de arcilla se llama levigación.

Un comentario en “Modelado con moldes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: