Hierro

El óxido de hierro es el colorante más común de la cerámica. Es tan ubicuo que es difícil encontrar una materia prima que no contenga algo de hierro. Podemos encontrarlo en casi todo, desde los feldespatos al caolín y la arcilla de bola, en arcillas de baja temperatura o en muchos colorantes. De hecho, muchosSigue leyendo «Hierro»

Antimonio

El Antimonio tiene varios óxidos, pero en cerámica se emplea tan solo el Sb2O3. Volatiliza a 1100ºC. Tiene baja expansión térmica. Es un opacificante (hasta 1100ºC) que actúa mediante la insolubilidad de sus partículas en la matriz vítrea (como el estaño y el zirconio). Se puede reducir con facilidad y perder sus propiedades opacificantes ySigue leyendo «Antimonio»

Cerio

El óxido de Cerio CeO2 es un potente fundente que se disuelve por encima de los 1000ºC y se utiliza en cerámica como colorante y como opacificante.  Opacifica igual que el titanio, formando cristales durante el enfriamiento, y se utiliza para crear efectos especiales de opacidad en la industria del azulejo.  Como colorante, su usoSigue leyendo «Cerio»

Titanio

Opacificante por cristalización en los esmaltes. Una cantidad entre el 5 y el 10% opacifica el esmalte creando color blanco moteado de superficie mate. No respeta el brillo de un esmalte y lo convierte en mate. El Titanio actúa como opacificante pero también como modificador del color, y es un formador de vidrio condicional noSigue leyendo «Titanio»