Estaño

Es el mejor opacificante y basta con un 4% para obtener una buena opacidad de color blanco (pero podemos llegar hasta el 15%). Por sí mismo produce color blanco y además modifica hacia tonos pastel a los óxidos colorantes. Respeta la cualidad de brillo/mate de un esmalte. Es decir, si el esmalte es brillante, loSigue leyendo «Estaño»