Suspensiones y disoluciones colorantes

Para decoración se utilizan también suspensiones a base de óxidos o pigmentos mezclados con agua o con un vehículo graso, pero también se utilizan disoluciones de sales que en el horno se descomponen generando también óxidos colorantes. Suspensiones de óxidos y pigmentos Se utilizan para decorar, coloreando con óxidos o pigmentos. Las suspensiones utilizan losSigue leyendo «Suspensiones y disoluciones colorantes»

Níquel

Entre todos los óxidos de níquel, la forma involucrada en la fusión cerámica es NiO, y también es la especie que suele comercializarse en cerámica. El óxido se vuelve inestable por encima de 1200ºC lo cual suele provocar manchas en los vidriados brillantes.  Sobre todo se usa como modificador de los colores del cobalto ySigue leyendo «Níquel»

Cromo

El único óxido de cromo estable es el Cr2O3 que se suele extraer de un mineral llamado cromita. Es un colorante muy refractario y puede utilizarse a cualquier temperatura pero alrededor de 1200ºC comienza a volatilizarse. Debido a su refractariedad a veces permanece sin fundir y se dispersa en el esmalte creando un color opaco.Sigue leyendo «Cromo»

Manganeso

El óxido de manganeso MnO es un fundente muy activo que, por encima de 1080ºC, se integra con la sílice. Por debajo de 1080ºC tendremos MnO2 transformándose a MnO, por lo que habrá emisión de gases que producirán superficies irregulares por burbujeo. El manganeso forma dos óxidos principales (aunque puede oxidar en otras formas menosSigue leyendo «Manganeso»

Cobalto

Hay unos cuantos compuestos de cobalto que se utilizan para obtener azules desde hace más de dos mil años. Es un potente fundente cuando se disuelve, especialmente en esmaltes de boro y alcalinos. El monóxido de cobalto (CoO) es un fundente tan activo como el sodio o el potasio. Esto implica que los colores seSigue leyendo «Cobalto»

Cobre

El cobre fue el primer metal trabajado por el hombre y ya se conocía en Egipto 3000 años antes de Cristo. Fue utilizado en los primeros vidriados conocidos, la pasta egipcia de color turquesa, y después para los verdes azulados de la cerámica islámica o los verdes de plomo en la cerámica China.  Los óxidosSigue leyendo «Cobre»

Hierro

El óxido de hierro es el colorante más común de la cerámica. Es tan ubicuo que es difícil encontrar una materia prima que no contenga algo de hierro. Podemos encontrarlo en casi todo, desde los feldespatos al caolín y la arcilla de bola, en arcillas de baja temperatura o en muchos colorantes. De hecho, muchosSigue leyendo «Hierro»